viernes, 8 de junio de 2012

La Ciencia en tu Escuela

La Ciencia en tu Escuela es un programa compensatorio de intervención educativa. Al concluir el programa, esperamos observar en sus protagonistas, docentes de educación básica, los siguientes supuestos:


  • El maestro es un factor de cambio en la percepción que los niños y jóvenes de las aulas de educación básica tienen sobre estas disciplinas, tradicionalmente consideradas "difíciles", lo cual parece justificar socialmente el bajo nivel de desempeño de los estudiantes mexicanos en las pruebas internacionales y nacionales estandarizadas. En el programa se pretende influir de manera decisiva en la práctica cotidiana del docente al interior del aula, de tal forma que sea un quehacer sustentado tanto en la comprensión profunda de conceptos matemáticos y de ciencias básicas, así como en una concepción didáctica que respete al alumno como constructor de su propio conocimiento.
  • Cualquier programa de formación continua para los docentes debe ofrecer experiencias de aprendizaje vivenciales que les lleven a entrar en conflicto con sus conocimientos previos acerca de los temas curriculares que imparten. Ello implica el reto de ofrecer nuevas aproximaciones a los contenidos de ciencias y matemáticas, y adecuarse a los nuevos enfoques curriculares de reciente implementación por parte de la SEP. Se plantean estrategias que ellos mismos pueden ayudar a construir en función de sus experiencias con el fin de refrescar su labor. Es importante que el docente valore el sentido didáctico de sus propias prácticas, que en muchos casos, son exposiciones de conceptos y actividades memorísticas para los alumnos que pueden asociarse, entre otras cosas, a la falta de tiempo y a la falta de dominio sobre el tema.
  • El docente debe constituirse en un modelo a seguir para los estudiantes, además de un factor determinante en su percepción de las ciencias y las matemáticas y en la calidad de su alfabetización científica. El mejoramiento de la calidad de la educación científica no será posible si no se incide poor un lado en las actitudes y en la formación continua a través de experiencias indagatorias que sean significativas para los docentes. Pero el aislamiento del docente en la escuela hará que abandone rápidamente esta metodología para regresar a sus hábitos anteriores. De ahí la importancia de incorporar a otros docentes y también a directores de escuelas y asesores técnico pedagógicos pues son ellos quienes toman decisiones y pueden conformar los grupos de liderazgo académico que se requiere en las instituciones para realizar cambios significativos en los equipos docentes.
  • Los maestros pueden influir en muchas generaciones de estudiantes a lo largo de su carrera profesional, en un efecto multiplicador de situaciones de aprendizaje motivadoras, atractivas y plenas de sentido para tener una actitud más positiva frente a los contenidos de ciencias naturales y matemáticas que imparrten. La labor social del docente es muy importante para la formación de egresados que desarrollen habilidades de pensamiento que les lleven a analizar, comparar, estimar, contar, inferir, registrar datos, formular hipótesis, interpretar evidencias y una serie de herramientas más para conocer el mundo y adoptar una visión crítica de los acontecimientos cotidianos. En este sentido, conviene señalar que una de las labores sustantivas de la Academia Mexicana de Ciencias es favorecer las vocaciones científicas y coadyuvar a la alfabetización científica de la población. El programa es un espacio de retroalimentación de saberes entre los docentes encargados de la educación científica a nivel básico y los académicos que diseñan e imparten las unidades y secuencias de aprendizaje, en un círculo virtuoso, que crea comunidades de aprendizaje permanente.


El programa La Ciencia en tu Escuela tiene fundamento en la corriente psicopedagógica constructivista. Se asume que el constructivismo engloba diversas propuestas teóricas que explican los procesos de aprendizaje y enseñanza, entre las que destacan la teoría psicogenética de Jean Piaget, la teoría del aprendizaje significativo de Ausubel y la perspectiva sociocultural cuyo principal representante es Vygotsky. El programa retoma algunos aspectos como fundamento para la elaboración de materiales impresos y organización didáctica de las sesiones de cada módulo, en el entendido de que los materiales impresos no son auto contenidos sino que requieren del acompañamiento del académico ponente.

Los supuestos constructivistas que se retoman son los siguientes:


  • De Piaget se retoma la idea de que el conocimiento se adquiere mediante procesos de percepción, reconocimiento, acomodación y re-significación de los contenidos básicos durante la intervención educativa. No se considera una mera transmisión-recepción de información. El aprendizaje es un proceso constructivo en el que intervienen diversos procesos cognitivos del sujeto, no es asimilación pasiva de la información.
  • De Lev Vygotsky se recuperan los siguientes aspectos:
  1. El lenguaje como instrumento cognitivo individual y para la construcción social de conocimiento.
  2. La mediación de artefactos u objetos físicos para la construcción de conocimiento.
  3. La mediación del académico en el proceso de construcción compartida de conocimientos. El académico es un profesor-facilitador del proceso de aprendizaje así como creador de andamiajes en este proceso. 
  4. La interacción entre experto-novato (profesor-alumno) a través de actividades que promuevan el uso del lenguaje como medio para pensar juntos (donde no existen respuestas cerradas o correctas o incorrectas), sino que se promueva el diálogo abierto que crea condiciones para el intercambio de conocimientos, de negociación de significados y conocimiento compartido.
  5. La interacción entre iguales a través de actividades que promuevan el trabajo colaborativo para el desarrollo de argumentación y el diálogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario